Seleccionar página

 

Auto-sabotear se refiere a interferir de manera inconsciente en tus propias metas y objetivos, generando dificultades que te impiden alcanzar éstas. Por ejemplo; cuando quieres cambiar de trabajo pero nunca puedes asistir a las entrevistas que te proponen.

Estoy segura de que ya conoces este concepto y puede que te hayas referido a él alguna vez ya sea por otra persona o por ti. Y, ¿No es cierto que lo entendemos como algo negativo? ¿Cómo si ese autosaboteo fuese un comportamiento maléfico contra uno mismo?

Incluso puede que te preguntes: ¿Será que en realidad no lo deseo? ¿Será que no es para mí? E incluso quizás te digas mensajes tan dañinos como: “siempre me pasa lo mismo”, “nunca voy a conseguirlo”, etc.

Sin embargo, me gusta mirar ese sabotaje como un escudo defensivo. Nadie se autosabotea porque sí. Si te propones una meta, un deseo… es porque lo quieres para ti. Si empiezan a aparecer comportamientos que te alejan de ese propósito y crees que te auto-saboteas, te animo a preguntarte: ¿De qué me estoy protegiendo?

ESCUDOSabotear tus deseos puede ser una forma de defenderte de algo que te asusta, ya sea conscientemente o no. Todo cambio, si además es grande, y si hay heridas aún sin sanar, puede asustar y es probable que necesites un escudo que te proteja.

Y ahí están esas conductas que llamamos autosabotaje porque nos impiden alcanzar nuestros deseos. Sin embargo, solo es un caparazón, un escudo que frena los miedos.

Recuerda, aun con escudo puedes avanzar.

Las defensas son útiles. Están para protegerte. Si te saboteas en algún camino es porque algo te asusta. Y oye, no pasa nada. Puedes ver de qué tienes miedo, entender la función del escudo y desde ahí ir decidiendo lo que vas hacer. Quizás necesites ayuda, trabajar en las heridas y los miedos y manejar las defensas para que no se conviertan en un muro infranqueable.

No te castigues ni machaques por ello. Nadie actúa en contra de sus deseos por hacerse daño a propósito. Hay un motivo importante para ti, aunque a veces no puedas verlo. Si tu comportamiento te aleja de lo que quieres, para a preguntarte y a observar lo que está pasando. Siempre con cariño, buscando la comprensión.

¿Y tú cómo entiendes el autosabotaje?

Llama ahora