Seleccionar página

¿Sabes que son las PEGATINAS DEL COMEDOR ESCOLAR?

Si tienes peques en casa y se quedan a comer en el cole sabrás de lo que hablo. 

Me refiero a las pegatinas que utilizan para indicar lo que han comido cada día y que cada niño lleva consigo cuando sale del comedor para mostrársela a los padres/madres.

VERDE: se lo ha comido todo.

AMARILLO: ha dejado algo, quizás el segundo plato o la lechuga esa sosa que tú tampoco te comerías.

ROJO: apenas ha comido o directamente no ha probado bocado.

A ver, yo entiendo la necesidad de que haya comunicación entre el colegio y las familias y que los padres quieran saber si sus hijxs comen “bien” en el comedor. 

Sin embargo, no sé hasta qué punto esto es beneficioso la verdad y te cuento el por qué:

  1. Empezando por la asociación de esos colores a la cantidad que ha comido con el valor de “rojo” está mal y “verde” bien, generando un aprendizaje de que lo que está bien es comérselo todo.
  2. “Señalar/marcar” con una pegatina como vía de comunicación exponiendo al niñx a que todo el mundo sepa lo que ha comido o dejado de comer e incluso generando, sobre todo entre los más pequeños, cierta competencia. “Yo quiero la verde”, “Fulanito siempre tiene la verde y yo la amarilla”, etc… ¿Lo has oído alguna vez en mitad del barullo de la salida? Si afinas el oído… seguro que sí.
  3. Desconocemos las consecuencias que puede traer en cada casa esa pegatina. ¿Y si supone una regañina? “¡Otra vez el amarillo! Al final te quito del comedor porque siempre dejas y acabas malcomiendo…” Y esto supone de nuevo asociaciones entre la comida y el refuerzo o el castigo. ¿Y si es amarillo porque respeta sus señales de saciedad y quizás le ponen demasiada comida? Por ejemplo…
  4. Hay otros medios más útiles y con menos consecuencias para los peques. Para eso tenemos las famosas apps. A nadie se le ocurre usar una pegatina para comentar cuestiones académicas o problemas del aula, estas cosas tan “serias o importantes” la dejamos para la comunicación vía mensaje por la app, ¿no es así? (para que los peques no sean intermediarios y evitar “secuelas”) ¿Y por qué no hacerlo también con la comida? Oh, espera… Es que quizás no sea tan importante… o no deje “secuelas”. (léase con la ironía pertinente, plis)
  5. ¿Por qué solo se valora la cantidad de comida? ¿Y el cómo come? 

Sí, sería más difícil recoger en un color de pegatina algo así: “ha comido tranquilx, el primer plato se lo ha comido bastante bien y el segundo lo ha probado pero ya no quería más y ha decidido dejarlo. Come sin ayuda y juega o charla con sus compañerxs de mesa…” Bueno esto ya sería impensable, lo que ocurre es que si desde pequeños obviamos todo esto y nos centramos solo en la cantidad… ¿Qué mensaje estamos lanzando? ¿Qué crees que van a aprender?

Seguro que se me escapan cosas… como el sabor y la calidad de la comida del comedor… Pero bueno, éstos son  algunos de los motivos por los que me parece absurdo el uso de las pegatinas para el comedor.

¿Y a ti, qué te parece?

Call Now ButtonLlama ahora