Seleccionar página

¿Y si te dijera que la clave principal para gestionar la ansiedad es aceptarla en tu vida? Sí, tal como lees: ACEPTAR.

¿Qué significa eso? ¿Qué tengo que aguantarme? ¡Por supuesto que no!

Aceptar es aprender a convivir con ella, tolerar las molestias que te ocasiona y gestionarlo sin entrar en una lucha constante con la que solo consigues hacer la ansiedad más grande.

La ansiedad es como ese compañero/a de piso de estudiante que a veces te hace la vida imposible y otras tantas, compartís sofá, pizza y hasta te echas unas risas.

Esto requiere recorrer un camino de aprendizaje, aceptar a tu compañero/a tal cual es, pactar juntos y aprender a convivir sin estar a la gresca.

Si sientes ansiedad te animo a que dejes de luchar contra ella. Sé que es muy molesta y que quizás pienses que tienes que hacerlo para al menos intentar recuperar algo de paz… Pero piénsalo, ¿para qué te sirve la lucha? Para tener más ansiedad porque no consigues que la ansiedad se vaya, ¿verdad?

¿Y si pruebas a hacer algo diferente? ¿Qué puedes perder? ¿Y cuánto que ganar?

En el camino de la aceptación hay mucho trabajo que hacer para entender, entrenar la mirada curiosa y compasiva, y aprender.  La buena noticia es que cada paso cuenta y te aproxima a ello.

¡Pide ayuda! Ese será tu segundo paso. Sí, el segundo. ¿Sabrías reconocer el primer paso? ¡Identifica la pista en el texto! 😉

Llama ahora